Buscar:

24 Reunión Científica Sociedad Aragonesa Cardiología

Revista vol. 15 nº 1


Proximos eventos

Ver calendario

WEB PATROCINADA POR

Ediciones Farmavet

Estatutos de la sociedad


ESTATUTOS

CAPITULO I:

DE LA CREACION , FINES Y ACTIVIDADES DE LA SOCIEDAD ARAGONESA DE CARDIOLOGIA

Artículo 1:
La Sociedad Aragonesa de Cardiología, creada de acuerdo con los Estatutos formalizados inicialmente, es una corporación Científico-Médica, no lucrativa, formada por médicos y cardiólogos residentes en Zaragoza, Huesca y Teruel, y otras provincias limítrofes que se adhieran. Esta asociación se constituyó por tiempo indefinido, menteniendo dicho criterio en la redacción de los presentes Estatutos.
Esta sociedad, ha sido adaptada a través de los presentes estatutos a la normativa actualmente vigente en el ámbito de las asociaciones.

Artículo 2:
Esta Sociedad será filial de la Sociedad Española de Cardiología, para lo cual fue en su momento solicitada tal calificación y concedida por la Sociedad Española de Cardiología, con la obligación de cumplimiento de los requisitos exigidos por los Estatutos y Reglamento actuales de la misma.

Artículo 3:
Son fines expresos y fundamentales de la Sociedad Aragonesa de Cardiología:
a) Fomentar el progreso en el conocimiento científico de las enfermedades cardiovasculares como medio para conseguir un mejor tratamiento médico y quirúrgico de las mismas y su eficaz prevención.
b) Impulsar el estudio de los factores económico-sociales que influyen en el bienestar de los enfermos afectos de procesos, patológicos cardiovasculares, con objeto de mejorar la situación física y moral de los mismos y la prolongación de su vida.

Artículo 4:
Las actividades previstas de la Sociedad para alcanzar los fines señalados en el Artículo 3º son las siguientes:
a) Organizar reuniones para la exposición y discusión de problemas médicos relacionados con las enfermedades cardiovasculares.
b) Organizar y desarrollar cursos sobre materias propias de la ciencia cardiológica.
c) Poner a disposición de los miembros de la Sociedad medios de información de toda índole sobre enfermedades cardiovasculares.
d) Facilitar cualquier clase de ayuda para el perfeccionamiento científico de sus miembros.

Artículo 5:
La Sociedad Aragonesa de Cardiología tendrá su sede en Zaragoza, estableciendo su domicilio social   en la calle Madre Rafols nº 2 de esta ciudad.
Por acuerdo de la Junta Directiva, la sede de la Sociedaad podrá trasladarse a otra ubicación siempre que sea dentro de la demarcación territorial de la ciudad de Zaragoza, y solo por acuerdo de la Asamblea General, a propuesta de la Junta  Directiva, y cumpliendo los requisitos que a tal efecto existen en la normativa vigente, podrá trasladar su domicilio a otro lugar dentro de la zona territorial de influencia de esta asociación.

Artículo 6:
El ámbito territorial de acción previsto para la Sociedad comprende: Zaragoza, Huesca y Teruel, así como las provincias territorialmente limítrofes con estas, que lo solicitasen.
CAPITULO II:

DE  LOS MIEMBROS DE LA SOCIEDAD ARAGONESA DE CARDIOLOGIA

Artículo 7:
Se consideraran miembros fundadores de la Sociedad Aragonesa de Cardiología todos los miembros de la Sociedad Española de Cardiología con residencia en el ámbito territorial de la Sociedad Aragonesa que firmaron el Acta Fundacional.
Todos los miembros inscritos en la Sociedad Aragonesa de Cardiología con posterioridad a la fecha antes indicada, se consideraran como Miembros Efectivos o de número, excepción hecha de aquéllos en los que concurran las condiciones para ser miembros Asociados, de Honor o Protectores.

Artículo 8:
I.- Para ser admitido como Miembro Efectivo o de número de la Sociedad Aragonesa de Cardiología es preciso reunir alguna de las siguientes condiciones y cumplir los requisitos para que cada una se señalan:
a) Ser Miembro Fundador, o Numerario de la Sociedad Española de Cardiología, residir en el territorio de la Sociedad Aragonesa y solicitarlo a la Junta Directiva de esta Sociedad, quien previa comprobación de los señalado lo admitirá de oficio.
b) Ser Doctor o Licenciado en Medicina o Cirugía con título de especialista en Cardiología, Cirugía Cardíaca y/o enfermedades Cardiovasculares, ser presentado por dos miembros de la Sociedad Aragonesa de Cardiología y ser aprobada su admisión por la Junta Directiva de la misma.

II.- Para adquirir la condición de Miembro Asociado de la Sociedad Aragonesa de Cardiología será preciso cumplir las condiciones siguientes:
a) Ser Miembro Asociado de la Sociedad Española de Cardiología, residir en el territorio del ámbito de la Sociedad Aragonesa de Cardiología y solicitarlo a la Junta Directiva, que tras comprobar tales extremos, lo admitirá de oficio.
b) Ser médico o profesional no médico relacionado directamente  con el campo de la Cardiología residir en el territorio del ámbito de la Sociedad Aragonesa de Cardiología y ser presentado por dos miembros de la misma. La admisión será aprobada por la Junta Directiva.
La conservación de la calificación de miembro asociado de la Sociedad será decisión de la Junta directiva debidamente ratificada por la Asamblea General.
Los miembros asociados deberán nombrar un representante en la Asamblea General, cuyo cargo tendrá una duración de dos años, el cual tendrá una misión informativa ya que ostenta el derecho de voz pero no de voto.

III.- Para que sea efectiva la incorporación tanto de Socios como de Asociados en la Sociedad Aragonesa de Cardiologia, será necesaria la aprobación  de su admisión por parte de la Asamblea General. Una vez que la Junta Directiva admita la entrada del nuevo Socio o Asociado deberá presentar su propuesta en la Asamblea General que aprobará definitivamente su incorporación, ratificando la decisión de la Junta Directiva.
En el periodo de tiempo que media entre la aprobación del expediente por la Junta Directiva y la ratificación por parte de la Asamblea, el nuevo Socio o Asociado tendrá los derechos y deberes propios de su condición, supeditados a su ratificación por la Asamblea General.

Artículo 9:
Para conservar la  consideración de Miembro Socio de la Sociedad Aragonesa de Cardiología será preciso:
a) Abonar las cuotas anuales que se fijen para gastos de la Sociedad.
b) Asistir por lo menos una vez al año a los actos científicos convocados por la Sociedad.
c) Asistir a las Reuniones Plenarias por lo menos cada dos años o delegar su voto en otro Miembro de la Sociedad.

Artículo 10:
La Sociedad Aragonesa de Cardiología podrá nombrar Miembros o Presidentes de Honor a las personas o entidades nacionales o extranjeras que sean propuestas a la Asamblea General, a través de la Junta Directiva, por haber desempeñado un papel o efectuado acciones significativas en el campo de la Cardiología. La Asamblea General decidirá su nombramiento.
La Sociedad Aragonesa de Cardiología podrá nombrar Socios Protectores a las personas, entidades o instituciones que por ayudar o haber ayudado de forma relevante a la misma, considere la Sociedad son merecedoras de dicho nombramiento. Para ello será propuesta su designación por la Junta Directiva a la Asamblea General, la cual decidirá su aprobación.
Las propuestas a la Junta Directiva, la cual lo transmitirá a la Asamblea General, en los casos contemplados en este artículo, serán formuladas por al menos siete socios, fundadores o efectivos, de la Sociedad, y ratificadas por al menos tres miembros de la Junta Directiva.

Artículo 11:
Los Miembros socios de la Sociedad Aragonesa de Cardiología, por el hecho de ser miembros de la misma, tendrán derecho a:
a) Titularse como tales miembros en sus expedientes personales.
b) Intervenir con voz y voto en las Asambleas Generales.
c) Intervenir en las reuniones científico-médicas.
d) Utilizar los medios de información Médico-Cardiológicos que la Sociedad disponga.

Artículo 12
Los miembros de la Sociedad Aragonesa de Cardiología, por el honor y valor del título que ostentan tendrán las siguientes obligaciones:
a) Velar por el cumplimiento de los fines propios de la Sociedad y contribuir al desarrollo normal de sus actividades.
b) Aceptar los cargos directivos para los que fueran elegidos si causa de fuerza mayor no lo impide.
c) No incurrir en las causas señaladas en el artículo 9º, motivadoras de cese en la Sociedad.
d) Ajustarse en la investigación científica, en la práctica profesional y en sus publicaciones a las normas de la mas estricta moral profesional.

Artículo 12 bis: Los socios de todo tipo y asociados causarán baja por las siguientes causas:

- Por renuncia voluntaria comunicada por escrito a la Junta directiva.
- Por inclumplimiento de las obligaciones contenidas en los presentes estatutos. En este caso será la Junta Directiva de oficio la que a tenor de las causas de incumplimiento observadas inicie de oficio el expediente informativo de baja.

En cualquier caso será la Junta Directiva la que previo informe de la causa de baja, propondrá la misma a la Asamblea General, la cual acordará, si procede, la baja solicitada.
CAPITULO III:

DE LOS ORGANOS DE DECISION Y GESTION DE LA SOCIEDAD ARAGONESA DE CARDIOLOGIA.

La Asamblea General:

Artículo 13:
El Órgano Supremo decisivo en la Sociedad es el conjunto de socios congregados en Asamblea General, debidamente convocada, a tenor de la normativa legal. Será necesaria la asistencia de mas de la mitad de los Socios Fundadores y Efectivos, presentes o representados, de la Sociedad para que la Asamblea quede validamente constituida en primera convocatoria, quedando validamente constituida en segunda convocatoria con los asistentes, presentes o representados independientemente de su número.
La Asamblea General se reunirá una vez al año, por lo menos, mediante una sola convocatoria, en sesión ordinaria, y si el número de Socios reunidos no alcanzara la mitad mas uno de la suma de Miembros Fundadores y Efectivos, se llamará en segunda convocatoria a los siguientes a la media hora de la primera, siguiendo los criterios anteriormente señalados.
Las reuniones Plenarias tendrán lugar en Zaragoza o en alguna ciudad dentro del Ámbito territorial de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.

Artículo 14:
Son de exclusiva competencia de las Asambleas Generales los acuerdos referentes a:
a) Modificación de los Estatutos de la Sociedad.
b) Disolución de la Sociedad.
c) Las señaladas en el artículo 16º de los presentes Estatutos.
d) y todas aquellas que requieran la aprobación por la Asamblea General de Socios.

Artículo 15:
Las Asambleas Generales podrán convocarse con carácter Extraordinario por acuerdo de la Junta directiva o por solicitud firmada por la cuarta parte de los Miembros de la Sociedad.

Artículo 16:
Son competencia, así mismo, de la Asamblea General:
a) La elección de los Miembros de la Junta Directiva de la Sociedad para un periodo de dos años.
b) La aprobación de las bases del programa de actividades científicas y reuniones para un periodo de tiempo no inferior a un año.
c) La aprobación de nombramientos de Miembros de la Sociedad, aprobada por la Junta Directiva de los solicitantes que reúnan las condiciones y requisitos señalados en estos estatutos.
d) La aprobación de nombramientos de Miembros de Honor y de Socios Protectores de la Sociedad.

Artículo 17:
La Junta Directiva, elegida en Asamblea General, estará compuesta por:
- Un Presidente, que a su vez, lo será de las Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias durante la vigencia de su mandato.
- Un Vicepresidente.
- Un Tesorero.
- Un Secretario, que deberá residir en la ciudad de la sede de la Sociedad Aragonesa de Cardiología. A su vez será secretario en las Asambleas Ordinarias y Extraordinarias, durante la vigencia de su mandato.

- Dos vocales, uno de ellos deberá residir en la ciudad de la sede de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.

- Un Editor. El vocal Editor tendrá como función velar por el perfecto cumplimiento de las normas científicas y deontológicas de las publicaciones editadas y avaladas por la Sociedad Aragonesa de Cardiología.

- Un Presidente Electo.

- Un Secretario Electo
La elección de la Junta directiva se efecturará por votación secreta de los asistentes presentes o representados a la Asamblea General, ordinaria o extraordinaria o bien a mano alzada según se decida por parte de la misma Asamblea en el inicio de la misma.

Artículo 18:

a) Se procederá a la elección de Presidente por votación nominal y secreta, o a mano alzada, según el criterio señalado anteriormente, de los asistentes o representados, con los mismos requisitos indicados en el apartado que antecede.
b) Se votará a continuación, por el mismo sistema, la elección de los cargos directivos que corresponda elegir entre Vicepresidente, Secretario, Tesorero y Vocales.
c) Se votarán a continuación el Presidente Electo y el Secretario Electo.
d) Los cargos de Presidente Electo y Secretario Electo compartirán las labores de la Junta Directiva Efectiva durante dos años, con voz pero sin voto en las reuniones. Pasado dicho plazo, ocuparán respectivamente, la Presidencia y Secretaría reales de la Sociedad Aragonesa de Cardiología coincidiendo con la elección de un nuevo Presidente y Secretario Electos y del resto de los miembros que hubiere lugar.
e) La Junta Directiva ejercerá sus funciones por un plazo de dos años.

En el caso de que algún miembro de la Junta Directiva durante el ejercicio de su cargo que viese imposibilitado para el desempeño del mismo, propondrá su cese al resto de la Junta Directiva, que podrá optar entre convocar Asamblea General para la elección de un nuevo miembro, que ocupe la vacante sobrevenida, o bien designar entre los miembros de la Junta la sustitución de dicho cargo vacante hasta la Celebración de la nueva Asamblea Ordinaria. Será el presidente el que, en última instancia, decida al respecto. El mismo criterio se aplicará en caso de fallecimiento.

Artículo 19:
Elegida la nueva Junta Directiva, tomará posesión y se fijará fecha para una Reunión Plenaria en  la que se presentarán las bases del programa de actividades de la Sociedad Aragonesa de Cardiología para el siguiente periodo de un año.
Esta Asamblea podrá celebrarse a continuación de aquella en la que se han elegido los cargos, si así hubiera sido convocado por la Junta Directiva saliente.

Artículo 20:
El presidente de la Sociedad Aragonesa de Cardiología tendrá las siguientes atribuciones:
a) Presidir las reuniones de la Junta Directiva.
b) Presidir y dirigir las Reuniones Plenarias.
c) Representar oficialmente a la Sociedad, en unión del Secretario, si procede, ante las Autoridades y Organismos Oficiales, Sociedades Científico-Médicas españolas y extranjeras y concretamente ante la Sociedad Española de Cardiología.
d) Presidir las reuniones de la Comisión Ejecutiva.
e) Visar todos los documentos y actas extendidas por el Secretario de la Sociedad.
f) Intervenir los balances contables y los haberes y cobros que efectúa el Tesorero.
g) Firmar los nombramientos de miembros de la Sociedad.

Artículo 21:
Son obligaciones comunes a todos los miembros de la Junta Directiva:
a) Asistir a las reuniones de la misma
b) Preparar corporativamente con los demás miembros de la Junta Directiva las bases del programa Científico-Médico que ha de desarrollar la Sociedad cada año y que debe ser aprobado en reunión Plenaria.
c) Determinar los programas detallados para periodos cuatrimestrales, los que serán comunicados a todos los miembros de la Sociedad.
d) Presidir corporativamente las Reuniones Plenarias.
e) Realizar todo lo necesario para que dichos programas sean cumplidos.
f) Asumir en sucesión jerárquica las atribuciones y funciones del Presidente en ausencia del Presidente efectivo, y con la aprobación del mismo.
El orden de jerarquía para las sutituciones es el siguiente: Presidente y Vicepresidente, Secretario, Tesorero y Vocales según edad.

Artículo 22:
Son funciones propias del Secretario:
a) Levantar acta de todas las Reuniones Plenarias.
b) Levantar acta o tomar nota escrita de todas las reuniones de la Junta Directiva.
c) Convocar las Reuniones Plenarias, las Reuniones de la Junta Directiva y mantener al día las lista de socios con sus domicilios.
d) Comunicar a todos los miembros de la Sociedad los programas de las actividades científicas de la Sociedad.
e) Dirigir la correspondencia normal de la Sociedad.
f) Mantener, en unión del Presidente, los contactos representativos que señala el apartado c) del Artículo 20.

Artículo 23:
Son funciones propias del Tesoro:
a) Custodiar los fondos monetarios de la Sociedad.
b) Llevar la dirección administrativa y contable de la Sociedad, con la intervención del Presidente y, en ausencia de éste, del Secretario.
c) Presentar a las Reuniones Plenarias un balance de ingresos y gastos y un informe sobre las disponibilidades presupuestarias para el periodo que siga.

Artículo 24:
Son funciones propias del Editor:
a) Coordinar los textos científicos y los trabajos que vayan a verse publicados en la Revista de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.
b) Estimular a los Socios de la Sociedad Aragonesa de Cardiología a colaborar en la realización de trabajos y textos científicos.
c) Redactar o encomendar la redacción del editorial de la Revista de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.
d) Mantener las relaciones adecuadas con la entidad publicadora de la Revista de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.
e) Presidir y coordinar el comité editorial en su funcionamiento y misión de valoración de los textos científicos y trabajos que sean remitidos a publicación en la Revista de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.
f) Dar cuenta a la Junta Directiva de las actividades y marcha de la Revista de la Sociedad Aragonesa de Cardiología.

Para el efectivo desarrollo y ejecución de las competencias de la Junta Directiva esta podrá constituir Comisiones Ejecutivas que serán nombradas y delimitadas por el Presidente de la Sociedad. Será el Presidente el que determine su disolución.

Artículo 25:
La Junta Directiva deberá reunirse por lo menos una vez cada cuatro meses, y las Comisiones Ejecutivas una vez cada dos meses.
El Secretario deberá dedicar una hora a la semana, con horario señalado, para recibir en la Sede de la Sociedad a los miembros de la misma que precisen consultas de orden administrativo o científico relacionadas con la Sociedad.

Artículo 26:
La Junta Directiva podrá proponer a la Asamblea General que a determinados Vocales se les asignen funciones especiales de Bibliotecario, Archivero, Secretario de Actas y Reuniones científicas, etc., que la marcha de la Sociedad exija.

Artículo 27:
La comisión Ejecutiva desarrollará todos los acuerdos aprobados por la Junta Directiva o las Asambleas Generales y serán considerados como Comisión de Gerencia para todos los actos administrativos de la Sociedad.


CAPÍTULO IV:

DEL PATRIMONIO FUNDACIONAL, RECURSOS ECONOMICOS, PRESUPUESTO Y APLICACION DEL PATRIMONIO EN CASO DE DISOLUCION

Artículo 28:
El Patrimonio Fundacional de la Sociedad es de diez mil pesetas, y/o su equivalencia a Euros, y estaba contituido por:
a) Aportación iniical de los Socios Fundadores.
b) Aportación inicial de la Sociedad Española de Cardiología.
c) Donativos fundacionales de cualquier procedencia.
El 50 por 100 del Patrimonio Fundacional no podía ser gastado nada mas que en bienes muebles, libros y material que pueda inventariarse.
Es una Sociedad sin ánimo de lucro...

Artículo 29:
La Sociedad tendrá como ingresos anuales los siguientes:
a) Cuota de entrada de nuevos socios y cuotas anuales de los socios existentes.
b) Aportaciones de la Sociedad Española de Cardiología.
c) Donaciones.
d) Subvenciones que puedan obtenerse de Organismos Oficiales.
e) Cantidades remanentes de Congresos, Reuniones científicas o cursos patrocinados por la Sociedad y costeados por aportaciones de los asistentes a dichos actos.

Artículo 30:
En caso de disolución de la Sociedad Aragonesa de Cardiología sus bienes fundacionales y patrimonio, junto con el archivo de su documentación, pasaran a la Sociedad Española de Cardiología.
Se disolverá voluntariamente cuando así lo acuerde la Asamblea General Extraordinaria convocada al efecto por una mayoría de 2/3 de los asociados.

Artículo 31:
El ejercicio asociativo y económico será anual y su cierre tendrá lugar el 31 de diciembre de cada año.

Artículos adicionales:
1º Sobre la base de los Estatutos Fundacionales de la Sociedad Aragonesa de Cardiología, podrá aprobarse un Reglamento detallado, por el que habrá que regirse la Sociedad en conjunto, cada una de las secciones que el Reglamento determine y las actividades propias de la misma y sus miembros.

En todo cuanto no esté previsto en los presentes Estatutos se aplicará la vigente Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación y las disposiciones complementarias.

Los presentes Estatutos corresponden con los aprobados en la Asamblea General Extraordinaria celebrada por la Sociedad Aragonesa de Cardiología el día veintiocho de septiembre del año 2004.

Fdo. El Secretario                                                           Vº Bº El Presidente

 



farmavet